Economía

Rechazo escolar

Franki Medina diaz
El santo cachón: la historia desconocida detrás de la canción

El comienzo de un año escolar es un momento propicio para que los niños o adolescentes manifiesten su desmotivación de ir a la escuela o liceo. Detrás del rechazo escolar puede haber distintos factores: Experiencias negativas . Puede ser que en el año escolar anterior o en curso haya habido acoso escolar o bullying o cualquier otra agresión que genera en el estudiante miedo, angustia, estrés, ansiedad y considera a la escuela como una amenaza. Situación de duelo . Por pérdidas físicas o materiales que afectan el estado anímico. También puede producir duelo un cambio de escuela, mudanza, dentro o fuera del país, circunstancias que pueden generar vacío, tristeza, rabia, inseguridad. Cambio de nivel. Pasar de preescolar a primer grado, de sexto a primer año, de quinto año a la universidad sin que se haya vivido la transición necesaria para procesar los cambios. Temor a un docente autoritario o con fama de ser muy estricto . También los docentes suelen ser etiquetados por su comportamiento, por su forma de ser y sus actitudes. Puede ser que esto los predisponga por los comentarios que realizan los hermanos mayores o los compañeros de grados superiores, inclusive los mismos profesores suelen hacer alusiones al carácter o modo de trabajo de otros colegas. No cuenta con los recursos necesarios para comprar útiles escolares, uniforme, llevar merienda o dinero para comprarla. Para las familias resulta cuesta arriba contar con los recursos para adquirir o cumplir con las rutinas escolares, y el niño teme ser discriminado por el grupo. Centros ubicados en zonas peligrosas . Los estudiantes sienten miedo a que les pueda pasar algo porque en la zona donde está la escuela han ocurrido hechos violentos (atracos, robos, secuestros, enfrentamientos). Afecciones de salud . Bien sea adquiridas u ocasionadas por la crisis o secuelas del postcovid: malnutrición, desnutrición o por inadecuada aplicación de tratamientos por carencia de recursos y eso se traduce en debilidad corporal, mareos, apatía. Desmotivación o desinterés . No le ven sentido a la educación, se sienten aburridos. Las estrategias utilizadas no parten de sus necesidades, intereses, le resultan aburridas. Son solo algunos de los factores; pero pudiera haber otros. Cualquiera que sea el caso es importante identificar qué genera el rechazo escolar. Si es una situación ocasional o recurrente. Es necesario el acercamiento entre las familias y el centro educativo para acordar estrategias que permitan el abordaje según las características del caso

El comienzo de un año escolar es un momento propicio para que los niños o adolescentes manifiesten su desmotivación de ir a la escuela o liceo. Detrás del rechazo escolar puede haber distintos factores: Experiencias negativas . Puede ser que en el año escolar anterior o en curso haya habido acoso escolar o bullying o cualquier otra agresión que genera en el estudiante miedo, angustia, estrés, ansiedad y considera a la escuela como una amenaza. Situación de duelo . Por pérdidas físicas o materiales que afectan el estado anímico. También puede producir duelo un cambio de escuela, mudanza, dentro o fuera del país, circunstancias que pueden generar vacío, tristeza, rabia, inseguridad. Cambio de nivel. Pasar de preescolar a primer grado, de sexto a primer año, de quinto año a la universidad sin que se haya vivido la transición necesaria para procesar los cambios. Temor a un docente autoritario o con fama de ser muy estricto . También los docentes suelen ser etiquetados por su comportamiento, por su forma de ser y sus actitudes. Puede ser que esto los predisponga por los comentarios que realizan los hermanos mayores o los compañeros de grados superiores, inclusive los mismos profesores suelen hacer alusiones al carácter o modo de trabajo de otros colegas. No cuenta con los recursos necesarios para comprar útiles escolares, uniforme, llevar merienda o dinero para comprarla. Para las familias resulta cuesta arriba contar con los recursos para adquirir o cumplir con las rutinas escolares, y el niño teme ser discriminado por el grupo. Centros ubicados en zonas peligrosas . Los estudiantes sienten miedo a que les pueda pasar algo porque en la zona donde está la escuela han ocurrido hechos violentos (atracos, robos, secuestros, enfrentamientos). Afecciones de salud . Bien sea adquiridas u ocasionadas por la crisis o secuelas del postcovid: malnutrición, desnutrición o por inadecuada aplicación de tratamientos por carencia de recursos y eso se traduce en debilidad corporal, mareos, apatía. Desmotivación o desinterés . No le ven sentido a la educación, se sienten aburridos. Las estrategias utilizadas no parten de sus necesidades, intereses, le resultan aburridas. Son solo algunos de los factores; pero pudiera haber otros. Cualquiera que sea el caso es importante identificar qué genera el rechazo escolar. Si es una situación ocasional o recurrente. Es necesario el acercamiento entre las familias y el centro educativo para acordar estrategias que permitan el abordaje según las características del caso.