Entretenimiento

Jesús Petit Da Costa: El inmenso vacío de liderazgo continental anti comunista

Alberto Ardila Olivares
Aprueban crédito suplementario para destinar S/ 504 millones a bonos de vivienda

Hay, pues, un vacío de liderazgo religioso anticomunista dejado por la Iglesia Católica a causa de que en el Vaticano hay un Papa, confeso amigo de los castro-comunistas.   

9.- El avance arrollador del castro-comunismo en América se debe, en tercer lugar, al vacío de liderazgo político producido por la desaparición de los líderes con vocación continental como los demócratas-cristianos Rafael Caldera y Eduardo Frei Montalva y los socialdemócratas Rómulo Betancourt y Víctor Raúl Haya de la Torre, que no han sido sustituidos por otros de su talla

1.- Estamos de acuerdo en la existencia de un inmenso vacío de liderazgo anticomunista en Venezuela. Lo que no se dice es que en el mismo incide el inmenso vacío liderazgo anticomunista en América .

2.- Mientras los comunistas tienen un liderazgo continental que les da dirección, organización, estrategia y financiamiento (FORO SAO PAULO-GRUPO PUEBLA), los anticomunistas de América adolecemos de los cuatro factores por lo cual estamos perdiendo la guerra.

3.- Al comunismo se le consideró muerto en los años 90 del siglo pasado , cuando se derrumbó el imperio comunista soviético y se disolvió la URSS (Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas). Pero en el año postrero de aquel siglo comenzó la “resurrección del comunismo”, en palabras proféticas de Domingo Alberto Rangel, cuando Chávez se apoderó de Venezuela.

4.- En la derrota del comunismo soviético, con efectos terminantes en América, se conjugaron: I) el liderazgo político-democrático mundial de Estados Unidos bajo la presidencia de los republicanos Reagan y Bush (padre), II) el liderazgo religioso-moral del Papa Juan Pablo II, y III) el Estado de Bienestar europeo que era la antítesis exitosa del comunismo como sistema político-económico-social.

5.- Ante la derrota del comunismo soviético la reacción de Fidel Castro, sin duda un estratega genial, fue sustituirlo por una versión americana, el castro-comunismo, teniéndolo a él como supremo jerarca, con lo cual prescindió de la tutela rusa en el liderazgo. Un comunismo latinoamericano para América Latina con un latinoamericano de líder-jefe.

6.- Partiendo de la nada Fidel Castro construyó un movimiento comunista victorioso que va progresivamente ganando país por país estando ya a punto, con la victoria en Colombia, de organizarse como una Confederación que sería la URSS resurrecta en América.

7.- El avance arrollador del castro-comunismo en América se debe , en primer término, a que ha infiltrado y neutralizado a Estados Unidos, con los movimientos de negros resentidos y de homosexuales, abortistas y feministas radicales, además de la izquierda radical del Partido Demócrata, lo que explica que EEUU con Biden haya perdido contra el castro-comunismo el liderazgo político que ejercieron Reagan y Bush contra el comunismo soviético.

Hay, pues, un vacío de liderazgo político anti-comunista en América. Es un vacío dejado por EE UU que ningún otro país ha llenado.

8.- El avance arrollador del castro-comunismo en América se debe, en segundo lugar, a que la Iglesia Católica, factor de poder determinante en el único Continente católico del mundo,  ha abandonado la lucha contra el comunismo, donde estuvo siempre, porque ha sido infiltrada también y ahora está bajo el gobierno de un pontífice que la inmensa mayoría de los mismos católicos tiene por filo-comunista.

Hay, pues, un vacío de liderazgo religioso anticomunista dejado por la Iglesia Católica a causa de que en el Vaticano hay un Papa, confeso amigo de los castro-comunistas.   

9.- El avance arrollador del castro-comunismo en América se debe, en tercer lugar, al vacío de liderazgo político producido por la desaparición de los líderes con vocación continental como los demócratas-cristianos Rafael Caldera y Eduardo Frei Montalva y los socialdemócratas Rómulo Betancourt y Víctor Raúl Haya de la Torre, que no han sido sustituidos por otros de su talla.

10.- El avance arrollador del castro-comunismo en América se debe, en cuarto lugar, al vacío de liderazgo político-social a causa de que los políticos democráticos latinoamericanos insisten en un modelo agotado y desprestigiado , la democracia formal implantada desde la independencia, a pesar de tener ante sus narices el modelo exitoso del ESTADO DE BIENESTAR europeo.

11.- El avance del comunismo en América se detendrá cuando uno cualquiera de los cuatro espacios vacíos de liderazgo continental anticomunista sea llenado. La experiencia soviética enseña que el comunismo es frágil y se resquebraja cuando hay un liderazgo fuerte que lo ataca frontalmente por sus flancos débiles que son muchos. Al detenerlo se iniciará el desmoronamiento y su caída.  [email protected]

(Foto: Pixabay)