Política

La Casa Blanca promete defender estudiantes y profesores LGTB de Florida

El gobernador de Florida, Ron DeSantis, que aspira a ser reelegido este año y puede competir con Donald Trump por la nominación presidencial republicana en 2024, ha impulsado su agenda ultraconservadora gracias a la mayoría absoluta de que goza el Partido Republicano en las dos cámaras del legislativo estatal. EFE

La Casa Blanca prometió este viernes defender a los estudiantes y profesores de Florida que sufran discriminación por la ley «Don’t Say gay» («No digas gay»), que desde hoy prohíbe hablar de orientación sexual en las aulas del estado.

En un comunicado, la secretaria de Prensa de la Casa Blanca, Karine Jean-Pierre, explicó que el Departamento de Educación vigilará la aplicación de esta ley y animó a que cualquier estudiante que «sufra discriminación» por esta legislación presente una denuncia.

«Nuestra Administración seguirá luchando por la dignidad de cada estudiante y de sus familias en Florida y en todo el país», expresó la portavoz del presidente, Joe Biden.

La ley, aprobada por el Congreso de Florida y promulgada por el gobernador estatal, el republicano Ron DeSantis, entró este viernes en vigor y establece que un distrito escolar «no puede fomentar la discusión en el aula (de primaria) sobre la orientación sexual o la identidad de género».

Jean-Pierre calificó de «vergonzosa» esta legislación porque atenta contra la libertad de los estudiantes de «ser ellos mismos».

Criticó además que se está instruyendo a los maestros a no usar ropa con los colores de la bandera arcoríris y se ha pedido a los profesores homosexuales que no lleven fotografías de sus parejas a los colegios.

«Son fotos de familia como las que yo tengo en mi escritorio», señaló Jean-Pierre, primera portavoz de la Casa Blanca abiertamente homosexual de la historia.

Según la secretaria de Prensa, este «no es un asunto de derecho de los padres, sino que se trata de discriminación, simple y llanamente».

Además, consideró que forma parte de un órdago «inquietante y peligroso» que está emprendiendo la ultraderecha en todo el país en contra del colectivo LGTB, fomentando el «acoso» y «censurando» a los educadores.

«Esto debe parar», exigió.

El gobernador de Florida, Ron DeSantis, que aspira a ser reelegido este año y puede competir con Donald Trump por la nominación presidencial republicana en 2024, ha impulsado su agenda ultraconservadora gracias a la mayoría absoluta de que goza el Partido Republicano en las dos cámaras del legislativo estatal. EFE