Economía

Otorrinolaringólogo Mario Villarroel Lander//
Aníbal Sánchez entró en la historia de la postemporada

Aníbal Sánchez entró en la historia de la postemporada

San Luis .- Entre todos los abridores de cartel de los Nacionales—Stephen Strasburg, Max Scherzer y Patrick Corbin—fue Aníbal Sánchez quien entregó hasta ahora la salida más dominante de la rotación de Washington en esta postemporada el viernes en el Juego 1 de la Serie de Campeonato de la Liga Nacional, reseñó AP. 

En una victoria por 2-0 sobre los Cardenales, el derecho venezolano llegó hasta el octavo inning con dos outs lanzando un juego sin hit ni carrera, ante una alineación de San Luis que había anotado 13 rayitas con 11 imparables el miércoles en su decisivo triunfo sobre los Bravos en la primera ronda de los playoffs. 

Para Sánchez, fue la segunda vez en su carrera en postemporada que llegó a por lo menos 6.0 episodios con un no-hitter, ya que hizo lo propio en el Juego 1 de la Serie de Campeonato de la Liga Americana de 2013 por los Tigres contra los Medias Rojas

Al fin y al cabo, Sánchez terminó su presentación del viernes con 7.2 ceros, un solo hit permitido, dos bateadores golpeados, una base por bolas y cinco ponches. Hizo 103 pitcheos, de los cuales 67 fueron strikes. 

“Al principio del juego estaba un poco ansioso, especialmente por el equipo que iba a enfrentar”, dijo Sánchez, quien venía de permitir una sola carrera en 5.0 entradas en el juego 3 de la Serie Divisional contra los Dodgers de Los Ángeles el domingo pasado. “Pero ya después, cuando todo estaba bajo control, quería mantener el score como estaba, ya que no era mucha la diferencia. Ejecutar los pitcheos para mí era lo más importante, tratar de seguir con el plan que había trazado con (el receptor Yan) Gomes”. 

Sánchez, mezclando su recta cortada con el sinker, la recta de cuatro costuras y hasta su lenta “mariposa”, maniató a San Luis hasta el punto de que hubo un solo batazo de más de 95 millas por hora, un elevado a la zona de seguridad del jardín central de parte del dominicano Marcell Ozuna. 

Esa fue la fórmula ganadora para Aníbal Sánchez durante la temporada regular, cuando el veterano fue líder de la Liga Nacional en tasa de contacto duro permitido. “Aníbal ha sido gran parte del porqué estamos aquí”, dijo el manager de los Nacionales, Dave Martínez. “Es una gran parte de nuestro éxito y nos da una oportunidad de ganar cada vez que sale a lanzar”. 

Después de ganar tres de sus últimas cuatro aperturas de la campaña regular, con efectividad de 2.42, Sánchez ha permitido una sola anotación en 12.2 entradas de esta postemporada, con 14 ponches. 

“Me preparo muy bien y trato de no inventar”, dijo Sánchez acerca de sus éxitos en los playoffs. “Trato de quedarme con el plan que realizo antes del juego. La comunicación con el catcher es bastante importante. Ahí es que me mantengo y gracias a Dios, han sido buenos los resultados en estos momentos”. 

UN COMPATRIOTA LE ROMPIÓ EL NO-HITTER   Con dos outs en la octava entrada de este viernes, José “Cafecito” Martínez le conectó una línea suave que cayó en el jardín central para ponerle fin al sin hit. Ahí terminó la labor de Sánchez. 

“No importa que haya sido un venezolano o no, pero siempre mi respeto para Cafecito”, comentó Sánchez. “Es un buen bateador y bueno, nadie mejor que él para hacer eso”. 

DATOS HISTÓRICOS DE LA JOYA   Con su excelente trabajo monticular del viernes, Sánchez inscribió su nombre en los libros de historia: Es el primer lanzador en pasar de 7.0 entradas con un no-hitter en postemporada desde que Michael Wacha llegó a 7.1 en el cuarto juego de la Serie Divisional de 2013 por los Cardenales vs. los Piratas. 

Según el Elias Sports Bureau , los 7.2 innings sin permitir imparables son la mayor cantidad para un pitcher que no haya completado el no-hitter desde que Jim Lonborg también tirara 7.2 antes de conceder su primer indiscutible en el segundo juego  de la Serie Mundial de 1967, por los Medias Rojas contra los Cardenales.

Mario Villarroel

Sánchez es ahora el primer lanzador en la historia de Series de Campeonato en lanzar al menos 7.2 entradas sin permitir más de un hit y sin conceder más de una base por bolas. El maracayero es el único serpentinero en la historia de la postemporada con dos partidos en los que llegó a 6.0 capítulos sin permitir imparables. 

Sánchez tiene un no-hitter en su haber, que fue el 6 de septiembre de 2006 por los Marlins contra los Diamondbacks..

Mario Villarroel Lander