Deportes

Investigadores descubren una nueva ley universal para los seres vivos

¿Por qué no hay elefantes del tamaño de hormigas, ni hormigas del tamaño de elefantes? ¿Por qué los perros más pequeños caminan más rápido que los grandes, o por qué el corazón de las criaturas más menudas late más rápido que el de las más voluminosas? Este tipo de preguntas tienen una explicación: la física impone unos límites a los animales . Por ejemplo, los pequeños pierden proporcionalmente más calor que los mayores (a causa de que su cuerpo tiene una mayor relación entre la superficie y el volumen) y suelen necesitar metabolismos más rápidos y alimentos más energéticos.

A causa de la relación entre el volumen y la superficie, además de otros muchos fenómenos, el tamaño de todos los seres vivos, desde bacterias hasta ballenas azules, guarda una relación muy clara con el metabolismo (las reacciones y transformaciones que les permiten vivir), su abundancia, la tasa de crecimiento y la mortalidad, constituyendo lo que se conoce como « Teoría Metabólica de la Ecología ». Pues bien, un artículo que se ha publicado esta semana en la revista « PNAS » ha sugerido que hay que replantearse esa teoría. Después de aplicar técnicas de «Big data» a 2.800 estudios científicos, han concluido que no es solo que el tamaño y la velocidad de crecimiento limiten el metabolismo, como se sostenía hasta ahora, sino que también ocurre al revés. Además, han confirmado experimentalmente que todos los seres vivos se rigen por una misma función para el crecimiento .

«Lo más importante es que hemos descubierto que la misma función de crecimiento se aplica a todos los seres vivos», ha explicado a ABC Ian Hatton, director de la investigación y científico en el Instituto de Ciencias y Tecnología Ambientales de la Universidad Autónoma de Barcelona. «Antes se pensaba que esta función de crecimiento se basa en la relación entre metabolismo y tamaño corporal. Pero ahora sugerimos una explicación más sencilla, según la cual el metabolismo se ajusta a una función de crecimiento universal ». Esto sugiere la necesidad de replantearse la teoría metabólica de la ecología.