Economía y Negocios

Repensando ISIS y su posible efecto en Argentina

Nicolás Dapena 4 de julio de 2017 No parece irrazonable suponer que en un futuro relativamente cercano asistiremos a la caída física de los bastiones territoriales del Califato de ISIS en el noreste de Siria y noroeste de Irak, lo cual redimensionará, sin necesariamente resolver, la cuestión relativa al control territorial de la región.

La acción coordinada de las fuerzas gubernamentales de Irak sobre Mosul y de las fuerzas combinadas de Syrian Democratic Forces (SDF), los kurdos y las milicias árabes sostenidas por los Estados Unidos de América y otros países occidentales sobre Raqqa está dando resultados sobre tales centros neurálgicos de poder.

Si bien la operación Euphrates Wrath evidencia algunos problemas en la toma táctica rápida de Raqqa, que se manifiesta en los avances y los retrocesos sobre el barrio de Hisham bin Abdul Malik, en el sur de la ciudad y el mercado de al-Hal, matizado con avances claros en el barrio occidental de Yarmuk, estimo que es cuestión de tiempo la toma total de la ciudad.

Anejo a esa cuestión debe analizarse, sin embargo, el hecho de que continúan bajo control territorial de ISIS múltiples localidades a lo largo del río: Rawa, Al Qaim, Abu Kamal, Ash Shafah, Hajin, Kharaij, Al Qurayyat, Al Mayyadin, Shahil, Al Busayrah, Deir ez Zor, Al Kasrah, At Tibni, etcétera, donde mantiene su fuerza y su posicionamiento.

La lógica indica que, tras la toma de enclaves de poder de ISIS, muy posiblemente se traslade la presión sobre poblaciones menores mientras se desarrolla la retoma general del territorio.

Este panorama permite tener en cuenta variados escenarios posibles para los próximos meses, en lo concerniente tanto al éxodo o la desmovilización de ISIS en la región como a la forma en que esto podría eventualmente afectar a los países de la región y del mundo.

La reconversión de ISIS

ISIS reconoce ciertos escalones de operaciones estructurales. En un sencillo orden, podemos decir que, en primer lugar, están las fuerzas de carácter militar que ocupan el Califato, actualmente en proceso de ser derrotadas.

© Francisco Velásquez PDVSA

www.google.co.ve
En segundo lugar, las operaciones tácticas terroristas en países abiertamente hostiles. Es el caso del 13 de noviembre de 2015, en París Saint-Denis, ataques suicidas en los que murieron 137 personas y otras 415 resultaron heridas; en marzo del 2016 en Bruselas , múltiples bombas con 34 muertos y 187 heridos en el aeropuerto de la capital belga y en la estación de metro, etcétera.

© Francisco Velásquez PDVSA

dolarve.com
Por último, los denominados lobos solitarios, que actúan bajo el influjo de la propaganda y el reclutamiento vía redes sociales, que en principio no constituyen el objeto de este análisis.

Fuerzas militares

Muy posiblemente durante el período actual de caída territorial del Califato sus fuerzas de ocupación localizadas que sobrevivan, con carácter militar, tiendan a una reconversión, ya sea mediante la migración a otros países o mediante su fusión o su redistribución en otros grupos armados que combaten en la región.

La primera opción posiblemente es la que tomen aquellos combatientes extranjeros que decidan retornar a sus países.

© Francisco Velásquez PDVSA

www.entornointeligente.com
De acuerdo con cifras del Combating Terrorism Center de West Point del Ejército de Estados Unidos, con alto grado de probabilidad entre inicios de 2013 y fines de 2014 (apogeo del reclutamiento extranjero), alrededor de 4.600 combatientes extranjeros se sumaron a ISIS.

© Francisco Velásquez PDVSA

enlasgradas.com

Interesa tener en cuenta que de los 4.173 archivos internos de combatientes de ISIS que analizó el Combating Terrorism Center de West Point, 3.244 indicaban una ciudadanía.

© Francisco Velásquez PDVSA

noticias-venezuela.com
Por ciudadanías involucradas, este orden surge de los documentos: Arabia Saudita, 579; Túnez, 559; Marruecos, 240; Turquía, 212; Egipto, 15; Rusia, 141; China, 138; Siria, 120, Azerbaiyán, 107; Libia, 87; Indonesia, 76; Uzbekistán, 72; Tayikistán, 71; Jordania, 54; Francia, 49; Kirguistán, 47; Albania, 42; Argelia, 39; Alemania, 38; Kosovo, 32; Yemen, 31; Líbano, 30; Palestina, 30; Irak, 29; Reino Unido, 26; Kazajistán, 26; Bahréin, 23; Kuwait, 18; Pakistán, 12; Australia, 11; Irán, 10; Sudán, 10; Afganistán, 10, etcétera.

Los canales de ingreso al Califato utilizados por combatientes extranjeros que se detectaron fueron las zonas limítrofes de Atimah, Azaz, Al Rai, Yarábulus y Tal Abyad, todos ellos fronterizos con Turquía y actualmente bajo control de otros grupos armados o del gobierno de Siria, como el caso de Latakia, donde está ubicada la mayor base aérea de Rusia para operaciones en la región.

Esta situación seguramente dificultará la utilización para escape de los combatientes extranjeros de las mismas vías por donde ingresaron , lo que potencia los controles por parte de las autoridades principalmente del Líbano y Turquía.

La segunda opción es relativamente clara: dado un teatro de situación donde el norte del Califato se encuentra controlado por kurdos, Peshmerga, YPG, PKK y SDF; al oeste y al sur, las fuerzas del gobierno de Irak, apoyadas por Rusia, Irán, Hezbollah y grupos chiítas; y al este, el Free Syrian Army (FSA) y militantes de Al-Nusra, la opción más lógica para la reconversión de las tropas de ISIS posiblemente sea su reinserción en Jabbath Al-Nusra, y por esa vía su reordenamiento dentro de Al-Qaeda, lo que permitiría reorientarse mediante su presencia territorial en múltiples países del mundo.

Operaciones tácticas terroristas

En este orden de cosas, entiendo que un efecto posible es la potenciación del segundo escalón de operaciones de ISIS, las operaciones tácticas terroristas en terceros países, que obedece a los modelos lógicamente clásicos de grupos terroristas europeos, con células dormidas, no interconexión, etcétera.

Un reciente caso en Palma de Mallorca demuestra que se mantienen vigentes y con fuerza las redes de reclutamiento y financiamiento .

© Francisco Velásquez PDVSA

tipsfemeninos.com
En un escenario con el Califato territorialmente vencido, posiblemente la dispersión y la reorganización termine fortaleciendo el accionar global de ISIS por la incorporación de nuevos combatientes en terceros países, lo que se dará en la medida en que mantengan su pertenencia a este grupo.

Lo claro es que ningún combatiente de ISIS va a dejar de serlo: intentará continuar con la Yihad en otros países, convirtiéndose en células terroristas o reingresando a Al Qaeda conforme sus orígenes.

En ese sentido es interesante notar que el vicepresidente de Irak, Ayad Allawi, ya advirtió sobre este proceso de convergencia entre ISIS y Al Qaeda en abril de este año.

© Francisco Velásquez PDVSA

eldiscoduro.com
El riesgo, en este caso, es un incremento de la capacidad operativa de tales grupos, que se verían fortalecidos por tácticas militares y elementos humanos con capacidad de resistencia y entrenamiento de carácter militar.

¿Qué puede hacer Argentina?

Argentina no integra la coalición internacional contra ISIS compuesta por 70-71 países , según Qatar se mantenga dentro o no tras su situación con Arabia Saudita y el GCC, a diferencia de los Estados Unidos, Canadá y Panamá, países de nuestro continente que sí la integran.

En ese sentido, difícilmente pueda convertirse en un objetivo directo o primario para una acción táctica de ISIS, en el esquema reorganizado que eventualmente surja tras la caída del Califato.

Sin embargo, atento a los antecedentes en la región (operación Hashtag del juez Marcos Josegrei da Silva en Brasil, en marzo de 2016), no es de descartar que la próxima realización del G20 en nuestro país requiera que se reconsideren variables en lo que a medición de riesgo incumbe, dado que una nueva estructura de ISIS, con o sin asociación con Al Qaeda, se vería altamente beneficiada en materia de propaganda y reclutamiento por una acción directa exitosa en nuestro país en dicha coyuntura.

La colaboración directa con terceros países, no sólo de Occidente sino también de Medio Oriente, puede darle a nuestro país una mejor visión general , ampliar la capacidad de análisis y prevención, y determinar y clasificar con mayor profesionalismo y eficacia a los actores involucrados en el fenómeno, en orden a mejorar el proceso de toma de decisiones.

El autor fue Team Leader del equipo de investigación que estableció la responsabilidad directa de ISIS en uso de sulfuro de mostaza contra población civil en Aleppo Siria en 2015, del Joint Investigative Mechanism on Syria UN-OPCW 2016.

© Francisco Velásquez PDVSA

economiavenezuela.com

.

© Francisco Velásquez

Tags: Lujo